No se lo pierda

Pronunciamiento Oficial IPUC

Fraternal saludo en el glorioso Nombre de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.

Nos permitimos hacerles algunas precisiones respecto de la participación en cuestiones de política de la a la luz de sus Estatutos y Reglamento Interno.

REGLAMENTO INTERNO : “ARTÍCULOS DE FE – EL ESTADO Y
LA IGLESIA

Estamos de acuerdo con la separación entre el Estado y la Iglesia, y que ninguno debe intervenir en los asuntos íntimos del otro, pues aquí se cumple el precepto bíblico de dar al César lo que es del César, y lo que es de Dios, a Dios. (Marcos 12.17). Los cristianos pueden tomar participación en actividades cívicas de acuerdo con su capacidad e inclinaciones políticas, pero siempre reflejando sus ideas Personales y no las de la Iglesia, que siempre es neutral y tiene capacidad para todos los hombres.

Ver Completo

PRONUNCIAMIENTO OFICIAL DE LA IPUC.

En cuanto al tema motivo de discusión en estos tiempos en relación con La identidad de género, La Iglesia Pentecostal Unida de Colombia conceptúa que la cuestión debe ser examinada desde diferentes ángulos

1º.- Independientemente de la convicción religiosa que alguien tenga o de la posición moral que asuma frente a estos temas; sin importar que pertenezca a una clasificación de género cualquiera, los derechos de cada persona deben ser respetados.

Una persona no puede ser obligada a consentir, a compartir su intimidad con nadie. El heterosexual tiene derecho a serlo y se le deben respetar sus preferencias sexuales sin que nadie se ofenda ni se extrañe por ello.

Estamos convencidos de que nadie se puede arrogar el derecho de invadir la intimidad ajena.

2º.- Efectivamente creemos muy firmemente que nuestro libro sagrado, La Biblia, enseña con mucha claridad que los seres vivos. y esto incluye al hombre, fueron creados con características sexuales complementarias; con el propósito de la preservación de la especie. Quien decida voluntaria y espontáneamente tener una pareja con la cual no pueda procrear no tiene derecho a tener descendencia.

La Palabra de Dios declara como irregular y pecaminosa las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, y tenemos el derecho, sin que esto sea considerado ni excluyente, ni discriminatorio, a tener esta convicción. Cualquier otra cosa sería violatorio de nuestro derecho a tener convicciones y prácticas religiosas libres.

3.- Tenemos el derecho, como creyentes, a que el estado garantice que podamos publicar, compartir y proclamar nuestras convicciones heterosexuales como emanadas de la máxima autoridad en esta materia, que para nosotros, es Dios.

Nadie debe sentirse intimidado, ni ofendido, por saber que hay personas que no compartimos sus preferencias sexuales, o que consideramos como práctica sana el mantener la identidad de género bíblica y tradicional de hombre y mujer; y el estado debe garantizarnos tal derecho.

Finalmente animamos a nuestros feligreses a ser prudentes, pero, muy firmes en guardar y defender nuestras convicciones, fundamentadas en la comprensión que tenemos de lo enseñado por Cristo y sus Apóstoles, a quienes tenemos por nuestros maestros en estos temas.

Con amor cristiano, que Dios les bendiga a todos.
En el amor de Cristo,

Consistorio de Ancianos (Junta Directiva Nacional) de La Iglesia Pentecostal Unida de Colombia

Ver en PDF

pdf-icono